Artículo realizado por: Walter Ramón Morales Gómez, Comandante Bomberos Cota, Sare Colombia SAS.

Colombia es uno de los pocos países que hoy en día cuenta con una normativa específica cuando se habla de la Gestión Integral del Riesgo Contra de Incendio y Seguridad Humana como ejemplo en Latinoamérica. Al ser una normativa reciente, es momento oportuno para sembrar y fortalecer iniciativas, que permitan a futuro generar una cultura de la prevención de incendios y seguridad humana.

Mitigación del riesgo

El diseño y elaboración de un panorama de riesgos que identifique las mayores amenazas para cualquier edificación, ya sea residencial, comercial, institucional o industrial que se construya, es un termómetro elemental para que la misma organización pueda establecer estrategias y planes de emergencia y contingencia adecuados a las necesidades propias de cada lugar o área.

Es evidente que el tener un sistema de detección contra incendio, vinculado con un sistema de seguridad física de intrusión y monitoreado por una empresa externa, no es prenda de garantía para contrarrestar la prevención y atención en caso de que se presente un conato o un incendio declarado.

Es por ello que frente a una situación como esta, es muy importante que a este tema se le dé toda seriedad y experticia necesaria con el fin de implementar sistemas de detección y extinción de incendios que puedan ser operados y monitoreados con alta precisión, teniendo en cuenta que el tiempo es esencial para salvar una vida en peligro inminente o los bienes como principio productivo de una empresa.

Edificaciones seguras con cultura de prevención

Los centros comerciales y los conjuntos residenciales son dos tipos de edificaciones que por sus características tienden a generar una gran amenaza en cuanto al riesgo contra incendio y seguridad humana que se pueda presentar en una edificación.

Los riesgos asociados a incendios son causados por diferentes factores y puede llegar a movilizar a una gran afluencia de público. Establecer una estrategia que implemente directamente un sistema de detección operado y monitoreado desde un centro especializado de intervención rápida es imperioso.

Desde dicho centro se adelantaría la labor de atención rápida y definida por un sistema de extinción que determine acciones según la necesidad y el plan de contingencia específico para el evento presentado.

La normativa colombiana establece que se puede utilizar un sistema húmedo que comúnmente se conoce como sistema hidráulico contra incendio, para la atención de incendios. Este sencillamente opera por una bomba de presión de agua, que transporta el líquido a los gabinetes contra incendio maniobrándose con una manguera, de la misma forma a través de tubería con springer o rociador de incendio o en su defecto con hidrantes en un área común. La norma también establece la posibilidad de utilizar sistemas secos con agentes extintores como polvo químico, CO2 y aerosoles entre otros, que deben estar certificados de forma apropiada.

Los sistemas de extinción también se pueden configurar como híbridos, es decir que se pueden combinar ambos sistemas de tal forma que se obtenga una reacción más eficiente y segura dependiendo del análisis de cargas combustibles que se determine dentro del lugar, atendiendo las necesidades precisas que requiera cada proyecto.

Conformar un sistema así podría generar algún ahorro en costos o resultar un poco más costoso, pero la idea de la normatividad vigente y el mensaje que nos debe quedar, es que no se debe tener en cuenta como premisa principal cuanto me puede llegar a costar el sistema que elijamos, sino cómo lograr un sistema que nos permita proyectar la cultura de la prevención y los preparativos para contrarrestar el riesgo contra incendio y las consecuencias colaterales en seguridad humana, en el marco no solo de cumplir la ley, sino de salvar las vidas de las personas que es el fin primordial del ser humano, preservarse.

Como muestra para la implementación de un sistema de estas características, los centros
comerciales entre otros, pueden tomar la iniciativa de aprovisionar dentro de sus
instalaciones, este tipo de elementos de seguridad con un sistema de detección
monitoreado desde una central atendida por los bomberos y conjuntamente un sistema de
extinción híbrido. Lo cual le brinda un servicio más detallado y seguro de acuerdo a los
diferentes espacios y ambientes con los que cuenta su nueva y novedosa infraestructura,
que por demás va a requerir de una pronta y efectiva atención en este tema tan complejo
como lo es el Control de Incendios y la Seguridad Humana, enfocándose principalmente
en lograr la cultura de la prevención.

Normatividad Colombiana

Es preciso señalar dos disposiciones normativas que contribuyen en el ejercicio de la cultura de prevención, con el apoyo de un buen Sistema de Detección que alerte y brinde la atención requerida para analizar un posible conato y contrarrestar rápidamente el fuego que se pueda presentar. Esta normativa existente es fundamental tenerla en cuenta para el desarrollo de cualquier proyecto de construcción.

Desde hace algunos años se cuenta con el Decreto 926 del 19 de Marzo de 2010, “Por el cual se establecen los requisitos de carácter técnico y científico para construcciones sismo resistentes NSR-10”, expedido por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, y posteriormente en lo establecido en el Anexo Técnico de Modificación Decreto 92, que determina en el Literal J.4.2-. SISTEMAS Y EQUIPOS PARA DETECCIÓN Y ALARMA DE INCENDIOS “Las edificaciones deben contar con sistemas de alarma de incendio, que se puedan activar de forma manual, por medio de detectores, o por medio del sistema de extinción automática, de acuerdo con el grupo de ocupación en que se clasifiquen. Estos sistemas deben contar con programas de mantenimiento periódicos para garantizar su adecuado funcionamiento”.

Ley 1575 de 2012 – “Ley General de los Bomberos de Colombia”, Artículo 2°. Gestión integral del riesgo contra incendio. La gestión integral del riesgo contra incendio, los preparativos y atención de rescates en todas sus modalidades y la atención de incidentes con materiales peligrosos, estarán a cargo de las instituciones Bomberiles y para todos sus efectos, constituyen un servicio público esencial a cargo del Estado. Y lo enmarcado a su vez en el Artículo 42. Inspecciones y certificados de seguridad. Los cuerpos de bomberos son los órganos competentes para la realización de las labores de inspecciones y revisiones técnicas en prevención de incendios y seguridad humana en edificaciones públicas, privadas y particularmente en los establecimientos públicos de comercio e industriales, e informarán a la entidad competente el cumplimiento de las normas de seguridad en general. De igual manera, para la realización de eventos masivos y/o pirotécnicos, harán cumplir toda la normatividad vigente en cuanto a la gestión integral del riesgo contra incendio y calamidades conexas. (Este último artículo modificado actualmente por la Ley 1796 de 2016 en su Artículo 7 y vigente bajo la Resolución 0661 de 2014)


EL AUTOR: LINK ARTICULO


Alejandra Salazar

Alejandra Salazar

Desde pequeña. cuando mi abuela me narraba cuentos, me convertí en una amante a las historias y en una observadora del mundo. No me imagino mi vida sin contarle a la gente lo que mis sentidos perciben.Comunicadora social con énfasis en audiovisual y periodismo de la Pontificia Universidad Javeriana.